Il Cruasanisti

23 02 2009

Hoy mi amigo Xavi me ha regalado un cruasán más grande que mi cabeza. Hemos tenido una relación breve pero intensa, y desde luego nunca había experimentado una ruptura tan dulce (aclaro que en todo momento me estoy refiriendo al cruasán (también aclaro que con Xavi no ha habido ruptura ni dulce ni amarga porque entre nosotros no ha saltado la chispa del amor (de momento))). La emoción del directo me ha impedido encontrar las palabras de agradecimiento adecuadas, así que espero que con este video te hagas una idea de la ilusión que me ha hecho recibir un presente de tamaña magnitud. En todos los sentidos.

Anuncios




Momentos musicales

23 01 2009

Una de las razones de ser de este blog es saciar mi ego, por eso evito publicar artículos/fotos/videos en los que no sea yo el protagonista total y absoluto. En el último post me salté esa máxima, primero, porque el Fary come aparte, y segundo, porque no jugamos en la misma liga. Digo esto porque hoy tampoco voy a hablar de mi, pero en esta ocasión los motivos son totalmente distintos. Hoy voy a hablar de la próxima bomba youtubesca, Ana Celia, con el único fin de ponerme la medalla de ser el descubridor a esta orilla del charco de este nuevo fenómeno de masas, retomando así la idea inicial de mi egocentrismo.

Normalmente cuando alguien me enseña algo que me impacta, planeo su muerte para atribuirme el mérito del hallazgo. El problema viene cuando a esa persona se lo ha enseñado otra persona, y a esa otra, y bueno, ya me seguís, y para qué engañarnos, sí, soy un asesino en serie, pero me falta voluntad y matar a más de uno me cansa horrores.

Pero esta vez es diferente. Esta vez no han habido mediadores en el descubrimiento. Andaba buscando un video con gracia para felicitar un cumpleaños y me topé con esta joya audiovisual. Insisto joya audio y joya visual. Abrochaos los cinturones.

Tomaos vuestro tiempo para coger aire. Y ahora mentidme y decid que no desearíais que algún conocido cumpla años hoy mismo para ilustrarle con semejante obra. Pero, ¿qué es exactamente? ¿la música hipnótica? ¿ese escenario derrite-córneas? ¿o será ese contoneo de caderas que parecen ser manipuladas por un titiritero adicto al café?

La siguiente pregunta se formula sola: ¿estamos ante un one hit wonder o Ana Celia tiene más que ofrecernos?

Os dejaré el placer de descubrirlo vosotros mismos, pero ya aviso que temazos como “La familia Bombón” o “Zorro loco” no os dejarán indiferentes.

Eso sí, si tenéis críos evitad todas sus canciones de carácter didáctico. Es posible que contengan información errónea.

Como decía, al niño le puede confundir que una esfera sea rebautizada como círculo y juegue con una pelota. No sé si buscarle alguna connotación sexual es pasarse, pero sin duda debe ser algo físicamente interesante. Luego encontramos a nuestro amigo el “trianguló” que se pasa su esdrujulidad por el forro y acepta resignado que digan que sus tres lados son iguales sólo para poder unirse a esta orgía geométrica sin desentonar. Luego llega cuadrado (otrora conocido como cubo, pero no quiero hacer más sangre con este tema). Cuadrado hace ejercicio para estar cuadrado. El concepto es confuso, pero fácil de rimar. Y por último, mi favorito, el rectángulo. Es verdad que en las matemáticas la capacidad de abstracción es básica, pero imaginar un rectángulo comiendo pizza quizá sea hilar muy fino.

Frases para el recuerdo…

“Círculo (…) no llores más, todo se puede arreglar”

“Trianguló (…) sus tres lados son iguales”

“Cuadrado (…) cuadrado está”

“Rectángulo (…) no te enojes más, que te voy a dar una riquísima pizza”

Pues eso, recordad este día y recordad este nombre: Ana Celia.

Para acabar, como me encanta la expresión “bonus track”, aquí os dejo un video para justificar su presencia. No me voy a parar a comentarlo mucho, pero no cabe duda de que se podría hacer tranquilamente un “Diario de: el chiki chiki”. ¿Realidad o plagio?. Juzgad vosotros mismos.

P.d: dedicado a toda la gente de ese universo para lelo llamado Caspis. No sé si antes moriré de sueño o de risa, pero será divertido comprobarlo…





El hombre blandengue

14 01 2009

Para celebrar el año de vida de este irregular blog, quiero rendir un homenaje póstumo a ese insigne y polifacético cantante de tonadillas español. Ahí van dos documentos en los que el mito es elevado a categoría de leyenda.  En serio, hay religiones que han empezado con menos preceptos. Silencio, habla El Fary.

El hombre blandengue

“La mujer necesita a ese pedazo de tio ahí”

El “making off” de “La mandanga”

“Ahi va Fary, pero si esto es un melocotonazo de miedo!”

Y para cerrar la trilogía, un bonus track de otro “making off”, esta vez, “El morito Juan”.

“Luego me puse a pensar y digo: No, no, voy a suavizar un poco las cosas porque si no luego las mozas me van a dar una gran paliza”





Implota, implótame, impló!

5 11 2008

Hay ciertas palabras que por su sonoridad, grafía o significado, me hacen especial gracia: grumete, chóped, charlotada o gambitero serían un ejemplo. Otra que siempre ha tenido un lugar privilegiado en esta lista es “implotar”, y precisamente con dicha palabra empieza esta memez. Hace un par de días, por motivos ajenos a la obra, quise saber la definición oficial de la palabra, pero no encontré ninguna entrada en el diccionario de la Real Academia de la Lengua. Pasados los primeros momentos de sorpresa, reaccioné de la forma más lógica.

————————————

Estimados señores de la RAE,

me dirijo a ustedes con la siguiente duda que agradecería tuvieran a bien ayudarme a resolver. Siempre he pensado que un objeto que hace explosión, explota, y uno que hace implosión, implota o implosiona, pero recientemente he comprobado que el diccionario de la RAE no recoge la acepción ‘implotar’ ni tampoco ‘implosionar’. ¿Es, pues, incorrecto el uso de estos términos?

————————————

Estimado Sr. Atero:

En relación con su consulta, le remitimos la siguiente información:

El verbo implotar es una creación muy reciente, cuya necesidad nunca se había sentido en español y por ello no figura ni en el DRAE ni en otros diccionarios generales consultados. Aparece en cuatro textos de nuestros bancos de datos, todos americanos. Esta voz ha surgido por analogía con explotar, pero a tomando el sustantivo implosión como raíz derivativa: «La estrella implota (se desploma hacia adentro) para rebotar y explotar, causando un aumento brutal de la temperatura en el frente de choque de la explosión» (J. Maza Astronomía contemporánea [Chile 1988]). Reciba un cordial saludo.

————————————

Así pues, en palabras de la Real Academia, hasta hace poco un español nunca había sentido la necesidad de reventar hacia adentro, cosa que, después de tantas crisis, jefes, cuernos y cuartos de final, es, como mínimo, dificil creer. Por otro lado dicen que esa palabra “aparece en cuatro textos (…), todos americanos”, de lo que se deduce que los americanos hace tiempo que implotan, bastante lógico si tenemos en cuenta que comparten país con George Bush y Ben Affleck.

En resumen, que si alguien todavía se pregunta por qué EEUU no ha invitado a España para la próxima cumbre internacional, la respuesta es obvia: los españoles no implotamos nada.





Post póstumo

3 04 2008

Como suele decir una amiga, todo se acaba acabando, y aunque sea una frase absurda donde las haya, no deja de ser cierta. Después de 80 días y más de 20 posts, doy por finalizado este blog, que pretendía ser un reflejo de la cultura americana pero que ha ido degenerando hasta convertirse en un canto a la verguenza ajena. Y eso que me he autocensurado para poder miraros a la cara a mi vuelta. Han quedado muchas cosas por explicar (“- I don’t wanna die in your car!! – Don’t worry, it’s not my car…”) y muchas otras que no se pueden explicar (“Pues no era su hija…”), pero en cualquier caso creo que ha cumplido el objetivo de dosificar el calvario del pase de fotos y la narración de historias que os iba a tocar soportar.

Me despido con un bonus track que contestará a una de las dudas que nos han asaltado a todos alguna vez:

¿qué se sintoniza en la onda corta en el desierto de Arizona?

¿Bueno qué, ya está bien la tontería?

Si, ya está bien, era sólo para recordar el momento…

.

.

THE END

.

.





L de Lorenzo, o de ortiga

20 03 2008

Hoy me han pasado el video de mi primera presentación para que viera mis progresos desde entonces. Visto con perspectiva, reconozco que tenía bastantes cosas a mejorar, pero la puesta en escena no era una de ellas.





Eye of the tiger

19 03 2008

Básicamente existen dos tipos de veladas: las románticas y las pugilísticas. Una es una batalla en la que dos perfectos desconocidos intercambian golpes hasta que uno besa la lona. La otra es un noble deporte donde dos boxeadores ponen su velocidad, agilidad y fuerza al servicio del espectáculo. Hoy voy a hablar de la segunda.

You lose!

Creo que la última vez que vi un combate de boxeo fue en Rocky III (lo de Ivan Drago no fue un combate, fue una carnicería) , así que me documenté un poco sobre lo que iba a ver. En juego, el título mundial de supergallos. Sobre el ring, sabor mexicano: Israel Vázquez contra Rafael Márquez. Yo iba con el primero porque el apellido me decía que alguno de mis antepasados perdió el tiempo en algo más que en robar oro.

El estadio aún estaba medio vacío y la calma hizo que el sonido se confiara. Para cuando quiso reaccionar, una horda de decibelios sin control había tomado el ala oeste del estadio. Y allí estaba él, Rocky Balboa, disfrazado de Stallone para no robar protagonismo a los púgiles. Pero ya era demasiado tarde. Haberlo pensado antes de convertirte en leyenda.

Adrian!!!!

El siguiente VIP en llegar fué Jack Nicholson, al que ya he visto dos veces, y como todo el mundo sabe que no hay dos sin tres, le tengo preparada una pequeña sorpresa para nuestro próximo encuentro…

Batero

Para cerrar la trilogía de famosos, apareció Mario López, que así a bote pronto lo mismo os deja un poco fríos, pero… ¿y si os digo que era el que hacía de chulito en “Salvados por la campana”? No hace falta que contestéis; ya se que todos habéis soñado alguna vez tener a tiro de piedra a una celebridad de ese calibre.

Lástima que no tuviera ninguna a mano.